Contacto

En calesa, un día soleado de otoño.
Mi caballo, transmitiendo su satisfacción , me interpela para confirmar que nos adentramos en el maravilloso mundo de la naturaleza viva.
Nos rodea la luz, calidez envolvente en el camino.
Sublime comunicación del color.