Contacto

Líneas de vida diferentes. La de los que están y la de aquellos, en su mayoría, visitantes.
Has logrado la esencia de estas calles, bien conservadas, casas magníficamente cuidadas. Sus moradores, ¿lo percibís? Hacen su vida como si estuviera preservada su realidad por un cristal transparente, ni se ven, no se mezclan con nuestra realidad, los que transitamos bolso al hombro y cámara. Con ello afirman propiedad.
Voló la imaginación cuando, observando una casa que estaba en venta, oímos los silencios de las mañanas, y cómo al instante éramos conscientes de que nos habían recibido haciéndonos partícipes de una tranquilidad preparada.
Hubiera llegado a ser un pueblo más de nuestra geografía abocado a la ruina y olvidado. Hoy es referencia del abusivo turismo rural.