Contacto

Recuerdos, magia, ilusiones.
¿Qué puede crear la imaginación de un niño?
Magnífica sonrisa de uno de sus interminables momentos.
Ambos partirían de novedades en sus juegos después de aquella Navidad.
Una espléndida barba, en traje rojo, sobre un precioso caballo. Hizo realidad un sueño que él transformaría en fantásticas experiencias.
Bajo el brazo un gran regalo.
¡Sorpresa! Una bici de cuatro ruedas.
Ahora llegaría el tiempo del equilibrio, carrera, ejercicio, y delante su fiel compañero de grandes orejas.
Felicidad, construida de grandes ideales y metas conseguidas.
Tres años, tres décadas para recorrer caminos.