Contacto

Desgarradora imagen de la aniquilación.
Miedos, delirios, tinieblas, soledad, angustia.
Una reunión de "amigos" el origen.
-Te deja bien, prueba, tu controlas.
La iniciación, progresiva necesidad, el laberinto ha empezado.
Es una identidad perdida, desecho humano, incapaz de ver su futuro.
Sólo el hombre sucumbe ante tal maltrato.
Mi recuerdo para aquella joven madre abandonada en la noche, sin su dosis, camino de Oviedo... "no llores mamá".