Contacto

Son retazos de una vida.
Arrastra su cuerpo miserable, consumido.
Despojo humano.
Maldición por muchos utilizada y por otros deseada.
El tiempo se ha precipitado en la desesperanza.
Agonía temprana, construida de pasos cortos, insólitas esperas, desprecio y condena.
Espejos rotos, abiertos sin identificar.
Muestrario de objetos perdidos.
Cadena perpetua de una rémora social que todos ocultan en lo ajeno.
Hoy esclavitud de tránsito. Una vieja historia sin fecha de caducidad.
Es el último escalón donde se venden favores a bajo precio.
Desarraigo, drogadicción. Entregan su cuerpo al mejor postor.
Es la mirada desgarradora de un ser definitivamente abatido.
El progreso avanza.