Rodalquilar

Rodalquilar

1979
Un mundo de instintos básicos.
Labor de una tierra escasamente fértil.
Mina y riqueza abandonadas.
Olor a jazmín.
Casas olvidadas y sueños escondidos.
Belleza singular.
Hoy el fin del mundo se ha visto resurgir
entre el mar hacia un futuro de turismo protector de la naturaleza.
Remanso de convivencias. Avanza entre vidas.

Dra. Abad