Entrada de España en el mercado común europeo

Entrada de España en el mercado común europeo

Conversar contigo es natural. 
Me atrae la grandeza que  tienes  y  tu  sencilla  belleza. Conoces que me envuelve la  profundidad,  como  algo  desconocido   nos llamas y curiosos no dudamos en iniciar la andadura. 
Mi rebaño favorito, borreguitos  obedientes,  que  un  pastor  sin esfuerzo, como entrenados, dirige en el camino a lo desconocido.  
Esto ya no es el paseo de a diario, es un duro asfalto y sin el alimento fresco. 
Hay respiradero en medio y la luz tenue les atrae. 
Quizás al fondo el pasto sea mejor. 
Amigos que  no  dudáis  en  insistir  por  un  sendero  pedregoso, preocupados  por  mantener  lo  que   siempre    habéis  sido.  Ya habéis conocido el principio y rechazáis que os  marquen  el  paso. 
Decisión arriesgada en dos direcciones. 
Pasaremos a la Historia. 

MONCHOLC, hasta hoy.  Pág. 94.
                              Dra. Abad.