Choza

Choza

Hoy, señas de tiempo pasado.
Inmensidad que traducen las gamas en cielo y tierra.
Tormenta de colores, sólo necesita un cobijo.
El campo. Calor de hogar, naturaleza.
Un asentamiento humilde de labor para vidas guiadas
por las inclemencias. Tiempo en ciclos.
Asceta el pastor en soledad, pensamientos no valdíos, día y noche.
Jornadas que suenan a gachas, pan y queso a cortes de navaja y bota al aire.
Y todo sigue…, casi desapareciendo.

Dra. Abad.